El subliminal efecto que la música ambiental ejerce sobre los consumidores

El subliminal efecto que la música ambiental ejerce sobre los consumidores

Por regla general no prestamos demasiada atención a la música que escuchamos en los espacios públicos. El uso del hilo musical es tan común que estamos acostumbrados a comprar con ella en supermercados, tiendas de moda o farmacias. Esta ambientación musical ha sido objeto de minuciosos estudios para determinar cómo afecta en las decisiones de compra.

Determina el ritmo de compras de tu tienda

El ritmo de la música ambiental es uno de los factores significativos para influir en la decisión de los consumidores. Los ritmos rápidos hacen que caminen más rápido por la tienda mientras que los ritmos lentos ejercen un efecto contrario: los clientes siguen ese ritmo y pasan más tiempo en la tienda, por lo que en general compran más durante su visita. De este efecto sacaríamos la conclusión de que ritmos lentos siempre van a favorecer la ventas. No vayamos tan rápido porque esto no siempre es así ya que, por ejemplo, durante el fin de semana en los centros comerciales acude un gran número de gente e interesa que la música sea más rápida para que también hay una mayor rotación en las tiendas.

El tipo de música también determinará el comportamiento de los clientes. Tomemos como ejemplo la música clásica, un género se asocia a la sofisticación y, en cierto modo, también al lujo. Un ambiente musical que sugiera una atmósfera de riqueza durante las compra puede llevar a influir en el consumidor para que aumente el consumo por encima de su previsión inicial.

Genera emociones positivas

Por supuesto que la variedad, calidad y los precios del comercio son determinantes para tomar una u otra decisión en el momento de la compra, pero siempre se puede dar un pequeño empujón si sabemos cómo reaccionamos ante determinados estímulos sonoros. Conseguir ese vínculo con el consumidor a través del audio es posible. Solo hay que generar emociones positivas que estimulen ese algo más allá de la razón: el impulso.

¿Y cómo lo conseguimos? Diseñado una ambientación musical a medida que anime a las personas a dejarse llevar, que cree un entorno de consumo específico. De esta manera, aumentarás notablemente las posibilidades de venta.