Playlists contextuales: la banda sonora de tu vida

La música tiene la capacidad de cambiar nuestro estado de ánimo activando las diferentes estructuras emocionales de nuestro cerebro y provocando todo tipo de emociones: nos puede recordar momentos de nuestra infancia, nos puede entristecer, alegrar o provocar melancolía. Existen fórmulas para provocar estas emociones; por ejemplo, componer una canción alegre requiere por regla general…